El ayuntamiento se queda impuestos injustamente

El ayuntamiento se queda impuestos injustamente

Quedarse con parte de los impuestos que la ciudadanía paga religiosamente por culpa de dejadez de funciones, ¿qué nombre tiene? No reconocer este hecho ni como un error y por tanto, no buscar soluciones, ¿qué nombre tiene?

Pues eso es lo que ha votado este mes de marzo al equipo de gobierno local de izquierda, socialistas y postconvergente (ahora Junts).

Votaron en contra de una moción presentada por Alternativa Torredembarra donde se pedía que, se bonifique con el 15% a todos los titulares del recibo de la basura del puerta a puerta y comercios. A todos los titulares del recibo, puesto que, por culpa de su desgana, no pueden saber quien hace bien o mal el reciclaje.

Vamos por partes. Las ordenanzas fiscales dicen que toda aquella persona que está dentro del ámbito del puerta a puerta y realiza correctamente el reciclaje diario tiene derecho a percibir una bonificación en su recibo.

El ayuntamiento comprobará que esto sea así de forma objetiva, mediante sistemas electrónicos de seguimiento (gps) y muñequeras para leer los códigos de barras de los cubos. Hasta aquí, nada que decir aunque es anacrónico que deba ser el ciudadano quien pida la bonificación en lugar de ser automática.

El problema viene dado cuando la empresa encargada de la recogida y gestión de la basura no dispone de estos sistemas y, por tanto, no puede realizar el control de las bolsas/cubos recogidos. Y es aún más grave, al saber que el equipo de gobierno es conocedor de este hecho y durante todo un año no ha hecho nada para solucionarlo. Eso sí, ha cobrado el recibo entero de forma puntual a cada vecino y vecina del municipio.

Y peor aún, es ver cómo el actual equipo de gobierno local, se da la espalda y solo piensa en actitudes recaudatorias en lugar de sociales y justas. En actuaciones ciertamente grises en lugar de búsqueda como devolver en forma de subvención los impuestos cobrados de más de forma ilícita. Al defender a una empresa privada en lugar de crear un servicio público que daría trabajo a personas locales y ofrecer planes de empleo.

Prefieren Izquierda/Socialistas/Juntos unos contribuyentes de primera y segunda sólo para justificar su inacción.

Es por este motivo que es necesario que los ciudadanos hagan lo que los partidos tradicionales y obligados por Barcelona o Madrid no pueden hacer. Reclamar que los impuestos devuelvan al municipio y que la política fiscal local sea cercana y justa. Es el momento de reclamar. Por eso, la plataforma ciudadana que es Alternativa Torredembarra, pondrá en marcha en los próximos días, una recogida de firmas reclamando el retorno de ese porcentaje de la tasa a todos los titulares del recibo del puerta a puerta y comercios afectados.

Pagaremos más impuestos

Pagaremos más impuestos

El equipo de gobierno de Torredembarra, nos subirá el recibo de la basura el 100% el próximo año. Esquerra y socialistas, junto con los innecesarios representantes de Junts, ya han dejado ver sus cartas y nos doblarán (como mínimo) el recibo de la recogida de la basura doméstica el próximo año 2025. Esto significa que en dos años, triplicaremos lo que ya pagábamos y sin recibir un servicio ni mucho menos adecuado.

En el pleno del Ayuntamiento del mes de febrero, el Equipo de gobierno de los señores Rovira i Pino, junto con los concejales de Junts, que parece que sólo están en el equipo de gobierno para tener un sueldo, aprobaron la estructura de costes del futuro contrato de recogida de la basura doméstica. Una estructura que sube su precio actual en más de un millón de euros. Una tercera parte más que la actual. Y además, con un contrato a 8 años con una posible prórroga de otros dos.

Un acuerdo de gobierno que va en contra de los vecinos y vecinas, de las familias, del comercio y de las personas con dificultades económicas en el que Alternativa Torredembarra, votamos en contra.

Cuando los partidos tradicionales gobiernan el municipio con una visión alejada de la realidad de día a día, o sencillamente, como ocurre en Torredembarra, no tienen proyecto de futuro. Su única salida es hacer lo de «qui dia passa, any empeny». Por eso, después de unos presupuestos puramente electoralistas de los últimos años y aprobados de forma conjunta entre Esquerra y PSC, este año 2024 han tenido que incrementar de forma abusiva el IBI, y de forma «criminal» la tasa de la basura a comercios. Y por esta falta de visión de futuro y de falta de previsión de gestión (no sé lo que es peor) ya llevamos con éste, dos años con un precio a pagar a una empresa de fuera de Torredembarra, mucho más caro de lo que recibimos en el municipio.

Uno de los aspectos más curiosos de todo, es que, a la pregunta que hicimos sobre la posible recuperación del servicio parte del Ayuntamiento, nos dijeron que no se ven capacitados. Detalle que muestra la falta de decisión y cambio que tienen estas personas que están al frente de nuestro consistorio. Por no decir otra expresión mucho más grosera. Es decir, por culpa de las pocas ganas o incapacidad de gestión de los señores y señoras de Esquerra, PSC y Junts, condenaremos a los ciudadanos de Torredembarra a pagar muchos más impuestos por un servicio que si fuera totalmente público sería más económico, daría trabajo a jóvenes y desempleados y permitiría hacer municipio. Un servicio que además, según el acuerdo votado en el pleno y que nos llevarán a vender el servicio a un despacho alejado, nos hipotecará durante muchos años.

Es lo del franquismo de “atado y bien atado” al que nos abocan esta gente. Partidos que no están en la calle, que no ven la suciedad, las hierbas en las aceras, las carencias en movilidad, que no abren la biblioteca ni el edificio del ayuntamiento más horas, y que siguen programas que poco tienen que ver con el municipalismo.

El servicio de la recogida de basura debe ser gestión municipal, con un acuerdo que haga que paguemos un precio justo y razonable para un servicio adecuado y eficiente. No que, malos gestores, regalen el servicio a una empresa lejana para evitar trabajar. Total, pagamos los ciudadanos… pero los ciudadanos ya estamos cansados y Alternativa Torredembarra se encargará de recordarlo en los próximos años.

Sobre las obras de los vestuarios de la ZEM

Sobre las obras de los vestuarios de la ZEM

Según las publicaciones oficiales de un equipo de gobierno que actúa sobre este dicho de «después de un día, viene otro», las obras de los vestuarios de la piscina vieja habrán terminado, esperemos que esta vez sí, el día 7 de febrero.

Éstas han sido las obras que han dejado patente una vez más la pobre y nefasta gestión más la arrogancia que ha caracterizado a los gobiernos de Esquerra Republicana y socialistas en Torredembarra. Ahora, además, es necesario sumar los “ocupasillas” de Junts.

Sin duda, la concejala de deportes ha heredado el cúmulo de incompetencias del Sr. Raúl García en los últimos años, pero eso no le exime de responsabilidad.

Ser una reputada deportista torrenca no es un aval para convertirse en una correcta, ya no buena, concejala de deportes. Al menos, mientras tenga que gestionar la herencia recibida del delfín del Rovira. Una retahíla de hechos muestra que una obra sencilla como la de los vestuarios ha sido un desastre y un modelo de pésima previsión, ejecución y comunicación.

De entrada, las obras no deberían haberse realizado en otoño y en invierno, ni deberían haber durado 18 semanas lejos de las entre 4 y 8 semanas anunciadas por la concejala.

Además, y por poner sólo algunos ejemplos citaremos que se hicieron las inscripciones sin informar a usuarios y usuarias de las obras justo al inicio del curso; las insuficientes medidas correctivas que se han realizado han sido de forma reactiva a petición de los usuarios y usuarias y a requerimiento de la Generalidad de Cataluña ante las infracciones en materia de higiene y accesibilidad detectadas; contenedores a modo de vestuarios; barandilla para poder bajar las escaleras (barandilla que en unas semanas ya estaba oxidada); y una bonificación ridícula e insultante para las personas que, pese a la situación insalubre e inadecuada, han utilizado las instalaciones.

Y volviendo a la gestión de la Sra. Berta Castells, su desprecio y la falta de respeto a los usuarios les ha causado unas molestias que hubieran podido ahorrarse si en lugar de declarar en un pleno municipal la “pena” que le hacía la situación de las obras hubiera asumido su responsabilidad y hubiera tenido la decencia y competencia adecuadas para reunirse con los usuarios y usuarias, para escucharlas y saber las necesidades básicas que se necesitan para poder utilizar la piscina con unas condiciones mínimamente correctas.

Ser concejala es una responsabilidad y debe obedecer a una vocación de servicio a las personas, de ponerse a disposición del pueblo y debe ir, imprescindiblemente, acompañada de unas competencias y ganas que Sra. Castells y su jefe, el Sr. Rovira, no han demostrado en detrimento de los ciudadanos y ciudadanas. Desgraciadamente no harán el ejercicio de autocrítica de lo que podría salir algún aprendizaje. Para eso habría que tener humildad y voluntad de trabajar para el municipio y no para una agenda propia. Como ya dijimos en el pleno del mes de diciembre y seguiremos defendiendo, el Sr. Rovira está ya amortizado. A demás nos preocupa los relevos de su partido, así como la reverencia servil que los concejales socialistas hacen de su figura.

Condenar a cerrar al comercio local

Condenar a cerrar al comercio local

Aumentar el recibo de la basura comercial un 100% hará que muchas tiendas de proximidad, bares y restaurantes deban cerrar. Parece que esta gente de Esquerra, socialistas y posconvergentes a quienes les hacen los programas en Barcelona, quieren que Torredembarra se convierta en una ciudad dormitorio.

El equipo de gobierno dice que “después” habrá bonificaciones por aquellos establecimientos que hagan el reciclaje de forma adecuada y reduzcan el número de vidrio o cartón. Bonificaciones a futuro, es decir, que primero hay que pagar los impuestos y después, sólo a quienes reclamen la bonificación, recibirán o no, una parte del recibo.

Un ayuntamiento que carga su falta de gestión, la nula planificación de futuro y el no tener plan de gobierno durante más de ocho años a la espalda de la ciudadanía, no merece más que el enfado y la protesta de los vecinos y vecinas.

Será porque quieren tener las calles vacías, los locales cerrados, campesinos sin poder vender su fruta y verdura, carteles de bares sin encender o bodegas con botellas de vino picado, entre otros. Solo puede ser porque si no hay vida en las plazas, luces en los escaparates de ropa o carnicerías sin carne, las plagas de ratas y cucarachas que sufrimos en los últimos años, no se verán tanto cuando paseamos por la calle Nou, Mar Cantábrico, Isaac Peral o en el Alto de San Pedro.

Quizás condenando a cerrar las tiendas de toda la vida de nuestros vecinos y vecinas después no habrá que pasar a recoger la basura cada día, encender las farolas o pintar los pasos de peatones. Total, si la gente sólo necesitará ir de compras a las grandes superficies… ¿Por qué queremos aceras arregladas y calles cuidadas?

Imposibilitar la vida en los comercios de Torredembarra es un paso más hacia el precipicio de la pérdida total de vida, jóvenes, turismo e identidad de nuestro municipio. Si en los últimos años ya hemos sufrido unos contratos de basura negligentes y ruinosos, ahora abrimos la puerta a dejar nuestra libertad de comprar allí donde más nos gusta o conviene, en manos de supermercados alejados de nuestra casa.

¿A dónde irán a trabajar los jóvenes si no hay comercio? ¿Qué material repartirán los transportistas si no hay pescaderías abiertas? ¿Qué terrazas llenarán los turistas aparte de la del McDonald’s? ¿Dónde habrá ocio si no hay locales? Solo encontrarán silencio y ratones por las noches, o botellones en la plaza del Matadero, Antoni Roig o en el Far, por ejemplo.

Por este y otros motivos, Alternativa Torredembarra, ha registrado una moción en el ayuntamiento en la que pedimos de manera formal y oficial la dimisión del concejal de hacienda como máximo responsable de la estrategia financiera local.

Pedimos la dimisión del Sr. Rovira al igual que ya hemos pedido públicamente el paro del incremento abusivo de los impuestos locales.

Nos gustará que nos acompañeís al próximo Pleno y empecemos entre todos y todas a hacer más municipalismo y menos «marca».

El aumento exagerado de la tasa de basura locales, afecta a todas las casas. Castiga mucho a las familias monoparentales, numerosas, parados, gente pensionista, con personas a cargo… Y la subida del cien por cien en el comercio, hará bajar las persianas a muchos de ellos por culpa de la falta de previsión, planificación de futuro y dejadez de la gente de Esquerra, socialistas y sus nuevos amigos de Junts.

Nuevo curso

Nuevo curso

Como es sabido por todos el 28 de mayo se celebraron las elecciones municipales. El 6 de junio se anuncia el acuerdo PSC-ERC y permitiendo entrar en el mismo a los concejales de Junts para gobernar en coalición, constituyéndose el nuevo ayuntamiento el 17 de junio.

En el pleno del 27 de junio le preguntamos al Sr. alcalde por el plan de gobierno de la coalición gobernante y la respuesta es que aún no lo hay, que están en ello y que no habrá ningún problema porque los objetivos de su programa son muy próximos (evidentemente no se ha leído los programas). A pesar de todo ello se han repartidos las concejalías, se han asignado funciones a cada concejalía y se han asignado sueldos. Sin un plan ¿bajo qué directrices actúa cada concejal?

Estamos a final de agosto, casi tres meses desde el acuerdo de gobierno, y sigue sin existir, al menos comunicado a los ciudadanos, ningún plan.

Una planificación que ni está ni se la espera según vemos desde Alternativa Torredembarra. Por si a alguien se le ocurre justificarlo porque son vacaciones, hay que decir que dicha excusa no es válida al ser el tema de gran importancia para los vecinos, vecinas y el municipio.

¿Hace falta un plan de gobierno? Es evidente que sí. Si no sabemos a dónde queremos ir es muy difícil llegar. Pero ¿para qué necesita la coalición un plan si llevan gobernado juntos desde el año 2015? (si, si. de manera formal o no, esquerra y socialistas llevan con dejadez de funciones más de ocho años) ¿para arreglar el desastre de la limpieza? ¿para solucionar la falta evidente de personal en la brigada en general y en especial en jardinería? ¿para solucionar el problema del ruido en algunas zonas y los botellones? ¿para mejorar la nefasta atención a los ciudadanos? ¿para qué? si la situación de todo esto es consecuencia de sus legislaturas, en plural, de gobierno en coalición. Lo más probable es que nunca presenten un plan de gobierno.

Por todo ello no creemos que al actual equipo de gobierno se le tenga que otorgar los cien días de cortesía puesto que llevan gobernado más de dos mil novecientos días juntos y como tal desde el inicio del próximo curso ahora en setiembre, vamos a estar pendientes de todas sus actuaciones, denunciando, proponiendo e informando a los ciudadanos de todo ello.

Otro mes de julio

Otro mes de julio

De nuevo, julio. Verano, Fiesta Mayor pequeña, Virgen del Carmen en Baix a Mar, mucha más gente en Torredembarra a disfrutar de la playa… y bastante. Mismo gobierno local entre los dos partidos que están al frente del consistorio desde 2015, la limpieza de las calles realizada durante la campaña electoral ya olvidada, la ya endémica carencia de jardineros municipales y, por tanto, dejadez de espacios públicos.

La misma, por no decir aún más, carece de sombras en calles y plazas. El olvido de diálogo con los vecinos y vecinas de las zonas con ruido por culpa de botelladas o la falta de agentes a la hora de imponer sanciones sobre incumplimiento de las ordenanzas de civismo por parte de algunos. El no cuidar el tejido de ocio local o el silencio frente a los vecinos.

De nuevo, julio. El mismo julio de los últimos ocho años si no fuera porque cada vez queda más constatado que los últimos contratos de la recogida de basura, la limpieza viaria, la poda doméstica y las endergues, sólo han hecho que oscurecer la imagen de nuestro municipio.

Y eso, para una localidad que vive del turismo y que en los próximos años crecerá significativamente en población jubilada, no es una buena noticia. Un municipio que debe ser referencia de la zona en cuanto a servicios, parques, turismo, educación y comercio, no puede perder su capacidad de crecer por culpa de los problemas de salubridad y limpieza vial.

Y no vale echarle la culpa a terceros en lugar de asumir los errores realizados durante los ocho años de bipartidismo entre esquerra y socialistas.

De nuevo, julio. Atípico, ya que tendremos que volver a las urnas en pocos días y decidiremos si queremos seguir avanzando como sociedad en derechos y servicios con un gobierno progresista y de izquierdas o gana la opción que se olvida de las personas, de los servicios, los derechos colectivos, la salud pública o la educación igualitaria. Yo lo tengo muy claro. Primero son los vecinos y vecinas, la atención a nuestros mayores, la sanidad pública y cercana, las ratios más pequeñas en las aulas o políticas reales de vivienda social que encima evitan problemas…

De nuevo, julio. Otro julio en el que Alternativa Torredembarra seguirá trabajando y escuchando. Un mes en el que pondremos en marcha el despacho de atención ciudadana y un mes en el que en el primer plenario real en el que estamos en el ayuntamiento, pediremos constituir la “comisión local sobre la limpieza y recogida basura, parques y jardines”.

Feliz julio. Feliz fiesta y como siempre, Alternativa a tu lado para hacer el cambio real.

Carles Fuxet