El olvido del núcleo histórico. El matadero y su entorno.

26/02/2021

La plaza de l’Escorxador y todo el barrio que la rodea ha sido continuamente, y desde hace años, un barrio dejado de la mano del Ayuntamiento y de sus gestores.

En pleno casco antiguo, ha acabado siendo un barrio y una plaza malogrados, deprimidos y deprimentes, causa de molestias a los vecinos y restando encanto en la zona.

De entrada, la limpieza de las calles deja mucho que desear. Pero este ha sido un problema de todo el municipio tal como ya hace tiempo que Torredembarra viene denunciando. Lo que no se puede entender es que una plaza y un edificio emblemático del municipio como es el antiguo Matadero se deje degradar hasta llegar a las pésimas condiciones en que se encuentran hoy en día.

La plaza es un lugar gris e infrautilizado, con recurrentes problemas de ruidos en la noche que son insoportables para unos vecinos que han de levantarse para ir a trabajar sin haber podido dormir por el ruido de los que juegan a la pelota, gritan o ponen música a un alto volumen por la noche, especialmente en verano.

La plaza de l’Escorxador debería ser un lugar agradable, donde los vecinos, de las edades que sean, puedan disfrutar de un espacio al aire libre y de una regulación horaria que acabe con estas molestias. Transformar este bloque de cemento en un pulmón verde, con zona de juego para niños y bancos para que la gente mayor pueda disfrutar del aire libre en un entorno seguro y agradable podría ser una opción que integre espacio y personas.

Otro hecho inconcebible es que el edificio del antiguo Matadero siga degradándose y no se rehabilite de una vez por todas para convertirlo, y esta es una de la muchas posibilidades, en un centro cívico, o un espacio cultural, un centro para los jóvenes del municipio, espacio generador de actividad económica, etc.

Este olvido se ve ahora agravado por la ocupación del edificio por una persona sin hogar, con los peligros que ocupar un espacio en el estado en que se encuentra el antiguo Matadero, comporta.

Sin duda, es hora de que el Ayuntamiento ponga en su agenda la dignificación de una zona del núcleo histórico del municipio como es la zona del antiguo Matadero.