“Haciendo piña”

28/11/2022

Los diferentes barrios de Torredembarra deben recibir el mismo trato por parte del Ayuntamiento.

No podemos tener zonas de primera y otras de segunda o tercera en las diferentes actuaciones que se realizan. Unas de las pocas diferencias que pueden existir deben ser a la hora de aplicar las diferentes políticas de pacificación acústica y movilidad en vehículos a motor. Y por eso, también hay que tener presente qué tipo de población vive en cada uno de estos barrios a la vez que se actúa desde el consenso con los vecinos, vecinas, comercio y entidades cívicas. No puede hacerse como hasta ahora que aparte de casi ninguna reunión en las calles o plazas entre equipo de gobierno y residentes, tampoco se ha contestado a las demandas hechas.

Viene a la cabeza la dejadez a la hora de solucionar los constantes ruidos y botelladas organizadas en la Plaza Matadero donde todos los fines de semana del año es difícil poder descansar sin ser despertado por la música de cualquier forma, ruido de peleas o motocicletas en competición acústica.

En este punto es necesario recordar que el Ayuntamiento es el último responsable en materia de contaminación acústica. Existe una reiterada jurisprudencia que declara lesionados determinados derechos fundamentales como la integridad física, la intimidad y la inviolabilidad del domicilio en casos de contaminación acústica.

El caso de la plaza mencionada en el casco antiguo de nuestra villa sólo es una de las tantas que hay en diferentes puntos o en casi todos los barrios de Torredembarra. Es por eso que desde Alternativa Torredembarra no sólo pedimos un calendario de las reuniones que los concejales y concejalas deben tener con los vecinos y vecinas de cada barrio, sino también, la obligación de contestar las quejas realizadas y buscar soluciones a problemas como el mencionado con los ruidos por culpa de la dejadez por parte del actual equipo de gobierno a la hora de cumplir con las normativas de contaminación acústica que deben garantizar una adecuada convivencia.

Hay que tener presente que cuando hablamos de este tipo de contaminación también estamos hablando de la frecuencia y horarios en los que se recoge el vidrio en los contenedores o en la puerta a puerta y del vehículo de recogida de residuos al entrar marcha atrás a algunas calles con la señalización luminosa y acústica. Además de que en algunas zonas, con una señalización algo peculiar, por no decirlo de otra forma, hace que se deban dar muchas vueltas para acceder al domicilio con el vehículo (incomodidad y ruido).

La diferenciación entre las diferentes zonas de Torredembarra en el hecho acústico no sólo es tener una ordenanza municipal más o menos adecuada, también significa que se aplique la misma, se explique a los ciudadanos o incluso sea modificada si es necesario para poder conciliar la vida, el descanso y el ocio.

La política municipal es la que se hace para las personas y con las personas, por eso Alternativa Torredembarra trabaja en las calles y plazas estando con la gente, escuchando y con la clara intención de contestar y resolver, “haciendo piña” con vecinos, vecinas, entidades y comercios.