La prepotencia, un mal de este gobierno

26/08/2021

Carles Fuxet

Cuando desde Torredembarra en Común hablamos sobre cómo arreglar el problema de la basura que arrastramos desde hace demasiado tiempo por culpa del gobierno de Esquerra y los Socialistas durante los últimos años de coalición, y proponemos la remunicipalización del servicio, lo hacemos también pensando que hay que oír a la ciudadanía a la hora de establecer un modelo de recogida que sea lo más provechoso para Torredembarra al completo. Parece curioso hacer hincapié en Torredembarra al completo, pero estamos viendo como en los últimos años, parece que el actual equipo de gobierno y el Sr. Rovira, sólo piensan en Baix a Mar y algunas calles del casco antiguo cuando nuestro municipio es mucho más amplio y tiene diferentes necesidades o carencias.

Lo que no nos sorprende por otra parte, ya que así nos están acostumbrando por desgracia de todos los habitantes, es la falta de transparencia, información, empatía y seriedad por parte de muchos concejales del actual equipo de gobierno.

Es por este motivo que desde Torredembarra en Común, queremos hacer énfasis en recordar que la herramienta esencial de cualquier persona que quiera ser representante de las voluntades de todas las personas que estamos empadronadas y queremos lo mejor para nuestro municipio, radica en escuchar y dar respuestas. Respuestas personalizadas a aquellos que así las demandan. Respuestas colectivas en los barrios donde hay deficiencias y así nos lo hacen llegar. Respuestas que a veces, deben incluir asumir errores que todos podemos cometer. Y no lo que se está haciendo por parte del señor alcalde y la mayoría de concejales y concejalas del equipo de gobierno, que a nuestro entender es no cumplir con unas de las primeras premisas de un buen representante municipal: estar allí, contestar y consultar a la ciudadanía.

Como candidato de en Común exigiré que temas tan importantes como la concesión del contrato de la recogida de la basura, la planificación del plan de ordenación municipal o la utilización de los terrenos municipales entre otros sean consultados a la ciudadanía vía consulta popular. No queremos que algunos partidos puedan decidir por el futuro a largo plazo de nuestro municipio. Ni que algún partido que no hace oposición salga ahora diciendo que Torredembarra está sucia cuando ellos mismos son corresponsables del contrato actual.

Torredembarra somos todos, no sólo unos cuantos.