N340. Otra gestión desastrosa.

19/07/2021

Hace dieciséis años, Fomento traspasó la N340 al ayuntamiento de Torredembarra. En el traspaso iban incluidos 765.562 euros.

En el 2016, once años después, el miedo a perder ese dinero (según indica el Diario de Tarragona en su edición de 15 de febrero de 2021) empujó a hacer la rotonda dels Pescadors, un tramo de carril bici, su iluminación al paso por los campings y el proyecto que ahora se está poniendo en marcha. El coste fue de 197.000 euros.

El 30 de julio de 2019 (catorce años después del citado traspaso) se redacta, aparentemente deprisa y corriendo (en octubre de ese año caducaba la subvención y se perdía el dinero), un adendo que se firma entre el Ministerio y la alcaldía prorrogando el plazo dos años y para no volver a agotar otra vez el plazo las obras se ejecutan en plena temporada turística cuando ha habido tiempo de sobras para hacerlas en temporada baja.

Según el señor alcalde la obra tiene como objeto: «cambiar la fisonomía del eje longitudinal de la antigua N-340, pasando de una vía de tipología interurbana a urbana, con un aspecto más amable y de ciudad. Todo ello, para eliminar el efecto barrera que conlleva cualquier vial con planteamiento de carretera», declaraciones al Diario de Tarragona, edición del 24-2-2021.

La realidad es que no es mucho mas que un retoque cosmético, que evidentemente le gustará a unos mas que a otros, pero si observamos los planos del proyecto (ver páginas 516 y 517 del documento PROJECTE N-340 TRR SGT.pdf fácilmente accesible en la web de contratación pública de la Generalitat), vemos que la obra reduce la zona peatonal, acera mas parterre (en el lado montaña), transforma el arcén en aparcamiento de coches, y crea una pequeña acera de 1,5 metros y el mencionado carril bici de 2,5 metros (en el lado mar) ¿Para que se han tenido que cortar unos árboles de decenas de años de edad para plantar unos nuevos a menos de medio metro de los originales?

Para este retoque cosmético, que se anuncia como un gran avance urbanístico, se gastan 856.324 euros mas IVA que por cierto no incluyen la limpieza de setos y maleza junto a la vía que a fecha de hoy ha realizado la brigada municipal.

La obra está siendo realizada por la misma empresa contratada para recoger las basuras y mantener limpio el pueblo.

Desde Torredembarra en Comú creemos que se ha perdido la oportunidad de hacer participar a los ciudadanos, de consultarles, de diseñar conjuntamente la Torredembarra que queremos, la oportunidad de hacer una vía amable para las personas, una zona que sirva para pasear, jugar o tomar un refresco. Los dieciséis años perdidos, las prisas de ultima hora por no perder la subvención, la carencia de una política en la que lo primero son las personas, la aparente incapacidad para decidir y ¿por qué no decirlo? la falta de gusto estético, ha llevado a desaprovechar, una vez mas, una gran oportunidad para mejorar Torredembarra.

Notas aclaratorias por si procede: El actual alcalde es regidor del ayuntamiento desde el 2011 y alcalde desde el 2015 y el estado de alarma por la pandemia del covid solo duró 98 días.