Patines y urbanidad

28/10/2021

Cuando desde Torredembarra en Comú hablamos de incivismo, no nos referimos a las palabras que utiliza el actual equipo de gobierno de Esquerra para acusar a la ciudadanía sobre el grave problema de la recogida de basura y limpieza viaria. Problema al que no sólo no se aportan soluciones, sino que además se agrava con los últimos cambios en la reducción de la recogida de la poda doméstica. Reduciendo el servicio y obligando al personal del propio ayuntamiento a realizar tareas subrogadas a la empresa adjudicataria del servicio. Es decir, que los contribuyentes pagamos dos veces por el mismo servicio.

Por otra parte, cuando desde Torredembarra en Comú hablamos de la planificación del casco antiguo y la necesidad de convertir en zona peatonal la mayor parte posible del mismo para tener una ciudad mucho más amigable, sostenible, y dónde potenciar el comercio local y de proximidad, también nos referimos a adquirir por parte del Ayuntamiento los terrenos de los actuales aparcamientos disuasorios y realizar una inversión definitiva en su mantenimiento. De esta forma, los sacamos de la circulación por diferentes calles estrechas y priorizamos a las personas y la calidad de vida.

Y si hablamos de civismo y convertir en zona peatonal el centro del municipio, evidentemente es necesario que apuntamos las diferentes quejas realizadas por parte de muchos ciudadanos no sólo en cuanto a la dejadez de las calles que están llenas de papeles y heces o hierbas en las aceras. En este último caso, por falta de personal en la brigada municipal y en las ya clásicas actitudes privatizadoras de servicios por parte del señor alcalde, en lugar de fomentar los servicios públicos. Si no que también nos referimos a la actitud de algunos incívicos que, sin respetar ninguna normativa, circulan con patinetes eléctricos por diferentes calles o aceras muy transitadas por todo tipo de personas. Circulación sin casco, seguro, contra dirección, imprudente o velocidad elevada. Y es aquí donde queremos reclamar unas campañas en las escuelas y en el municipio que vayan destinadas a los usuarios actuales de estos vehículos, a los futuros y a los padres o madres que les regalarán esta Navidad.

En ningún caso despreciaremos el papel de la policía local en la detección de estos hechos incívicos realizados por una pequeña parte de los usuarios de este medio de transporte, pero sí valoramos negativamente la falta de un servicio de informadores cívicos creado por parte del ayuntamiento y en definitiva, la dejadez de funciones por parte del alcalde actual. Que persiga estas formas de circular que pueden causar daños personales tal y como se ha leído en diferentes medios de comunicación últimamente. Cuando desde Torredembarra en Comú hablamos de incivismo, urbanidad y entorno, desearíamos que el partido que gobierna con mayoría absoluta tuviera un plan global de la Torredembarra que queremos tener en 2035. Pero por desgracia, no es así. Y por este motivo, tenemos calles sucias, contenedores llenos e incívicos que ponen en peligro a nuestros niños, personas con movilidad reducida, o a nuestros padres y abuelos